Inicio / Blog / Consejos para ser más productivo trabajando en casa

Consejos para ser más productivo trabajando en casa

Cuando nos enfrentamos a un cambio en la forma en que trabajamos, es importante observar cómo podemos mantener nuestro enfoque en el objetivo relacionado con el trabajo y mantener nuestros objetivos personales. Esto es particularmente importante cuando pasamos de estar en nuestro entorno de trabajo habitual, donde estamos acostumbrados a levantarnos a una hora determinada para ir al trabajo, rendir cuentas a nuestros jefes o equipos; a trabajar desde casa, donde la pijama es una opción atractiva de vestimenta de trabajo.

Prepara un espacio de trabajo confortable

El lugar de tu casa en el que trabajas debe ser solo para trabajar, y no debes utilizar el resto, como la cama o el sofá delante de la televisión, para trabajar. Mantén los espacios separados para que los límites entre el trabajo y la vida en casa estén claramente definidos.

Utiliza una mesa de trabajo limpia y ordenada, donde dé gusto trabajar. No escatimes recursos en tu comodidad.

Mantén la estancia bien aclimatada. No lo dudes, un calor o frío excesivo arruinarán tu jornada de trabajo. La iluminación también es importante. Echa un vistazo a tu casa y ve de dónde proviene la mejor luz natural durante el día, y establece tu área de trabajo allí.

Toma descansos cortos

Los descansos cortos nos ayudan con la productividad, ya que nuestros ojos, cuerpos y cerebros necesitan un descanso aproximadamente cada 40-50 minutos. Si trabajas para una organización más grande, es posible que tengas instalado un software que te indique que te levantes y te muevas, o que hagas un estiramiento por un minuto.

Lo mejor de trabajar desde casa es que puedes usar un pequeño descanso para estirar las piernas, llenar la botella de agua o llamar a un colega a la hora designada para una plática de cinco minutos sobre un proyecto.

Evita las distracciones

En tu rutina diaria debes definir un par de momentos al día para tratar con el correo electrónico, las llamadas telefónicas, el acceso a las redes sociales, la lectura de blogs, el envío de whatapps, etc. Si mantienes todos estos frentes abiertos todo el día, es decir, todos los programas abiertos y las notificaciones activadas, estás muerto. Tu productividad tenderá a cero y tu ansiado estilo de vida no se podrá sostener de ninguna manera.

Mantente social con tus compañeros de trabajo

Sigue siendo importante dedicar tiempo al trabajo en equipo y a fomentar relaciones con los colegas. La tecnología y un poco de creatividad son una excelente manera de hacerlo. Si tenías la costumbre de tomar café en la mañana para celebrar los cumpleaños o para los resultados de ventas de fin de mes un viernes, continúen con esas prácticas.

Termina tu día de trabajo a una hora establecida

Puede ser muy fácil permitir que el trabajo te atrape, especialmente si te encuentras muy concentrado en lo que haces. Después de todo, ya estás en casa, por lo que continuar trabajando puede ser tentador.

Haz que tu final del día sea un momento para cerrar tu computadora y realizar un ritual de relajación, incluido el intercambio de pantalones para el trabajo por pijamas o pants.

No te olvides de vivir la vida

Eres el dueño de tu tiempo. Esa es tu mayor recompensa, ¡aprovéchala! 

Consejos para ser más productivo trabajando en casa